¿Tienes una alberca o estás considerando tener una? Te recomendamos mantener en mente que una piscina requiere de cuidados muy específicos para que esté siempre limpia y con ello se eviten riesgos a la salud.


Aquí te compartimos algunos consejos para el mantenimiento de albercas que no puedes dejar pasar:


1. Respeta el tiempo de filtración de tu alberca.


2. Verifica el nivel de cloro al menos tres veces a la semana, esto con ayuda del analizador.


3. Mantén un PH equilibrado para evitar inclinaciones hacia la acidez o alcalinidad. Para revisarlo también puedes usar tu analizador.


4. Haz uso de algún algicida con cierta regularidad, esta sustancia química evitará la aparición de algas en tu alberca.


5. Cepilla las superficies de la alberca y aplica un floculante o clarificadoro para que todas las impurezas se asienten en la superficie de la alberca, con lo cual será mucho más fácil retirarlas a través del aspirado.


Con estos consejos para el mantenimiento de albercas tendrás una piscina brillante y limpia, ¡ahora ya sólo te queda disfrutarla con toda confianza!